In MemorianDoctora Elda Arce-Hammond.

(1947 – 2006)

Publicada en el Boletín Electrónico # 46 Facultad de Medicina Alberto Hurtado

En el mes de mayo de 2006, se extinguió la vida física de Elda Arce Chamorro. Hoy, el Peruvian American Endowment (PAE) y la familia Herediana cumplimos con rendirle un sentido homenaje para recordar su vida fructífera de bien y de ejemplo.

Elda Arce Hammond, MD

 

 

Su vida universitaria la inició el año 1965 al ingresar a la Universidad Peruana Cayetano Heredia, moldeando su mente y su espíritu, en ella, día a día. Sentó tempranamente su prestigio personal por su rendimiento académico. En el primer año de estudios ocupó el primer puesto de su clase y al graduarse de Médico-Cirujano en el año 1973, se hizo acreedora al premio Contenta , por haber obtenido las más altas calificaciones en cada uno de los ocho años de estudio.

No vivió, sin embargo, en una torre de marfil académica. Al cursar el segundo año de Facultad adoptó con entusiasmo y contribuyó a llevar al éxito la idea de fundar la nueva revista de la Asociación de Estudiantes de la Universidad Cayetano Heredia, HONTANAR. Participó en muchas actividades de proyección a la comunidad como los servicios de postas médicas y campañas de vacunación en pueblos jóvenes, alimentando su vocación de servir nutriendo su espíritu benevolente. Fue amiga entrañable de la primera Tuna Universitaria Cayetano Heredia y quizás esto la incentivó a estudiar guitarra por un tiempo corto y en uno de sus cumpleaños, nos deleitó tímidamente con una de las primeras canciones que había aprendido. Al pasar a los años clínicos conoció el Hospital Nacional Dos de Mayo, donde se convirtió en discípula del doctor Homero Silva, aprendiendo la metodología de su pensamiento clínico, objetivo y lógico, y muchas de sus virtudes de Maestro. Antes de graduarse, hizo su Internado rural en la ciudades de Iquitos y Nauta, lugares que nunca olvidó y a los que se aprestaba a apoyar cuando su salud se quebrantó prematuramente. Su inquietud por la Pediatría fue fuertemente influenciada por la doctora Susi Roedenbeck, haciendo su residencia en el entonces Hospital del Rimac, emigrando después a los Estados Unidos por su gran anhelo de superación. Completó exitosamente el Programa de Pediatría, en el Hospital Lincoln de Bronx, New York y luego en la Universidad de Georgetown. Ingresó luego como Fellow de Medicina del Adolescente en el Children’s National Medical Center, CNMC, en Washington, DC, donde más tarde se incorporó como profesora de su especialidad, a tiempo completo, el año 1994. Es en esta institución donde ella pone en evidencia su rico acerbo educativo y vivencial ejerciendo una actividad destacada. Conviene aquí reproducir en inglés unos cuantos pensamientos de colegas, residentes y personal de su centro de trabajo para no perder la belleza de lo expresado en la traducción y apreciar el respeto y cariño que se había ganado en su centro de trabajo:

Dr. Arce has a wide range of interests and expertise in an array of health problems that affect adolescents, including attention deficit disorder, anorexia nervosa, asthma, bone health, and HIV infection.
A wonderfully skilled and caring physician, her passion was teaching including her patients, their families, medical students, residents, fellows and the general community at large. She was a member of the first MASTER TEACHERS class here at CNMC, and worked hard to make us all better teachers.
Dr. Arce was an innovator and creatively developed a series of important initiatives here at CNMC, including an adolescent asthma treatment program, a breast feeding program for parenting teens, Better Choices (an adolescent health and nutrition program), “TNT” (a health education program for teens) and a junior faculty mentoring and training program to promote better teaching. Within the Division she played many roles, but the one she cared most about was her responsibility as Director of Medical Education. This year she was recognized for her many contributions with the Physician’s Recognition Award and with a special Teaching Award by the CNMC housestaff”.
(… .Her mark on all students, trainees, and patients lucky enough to have interacted with her, are indelible. We will carry our love for her forward as we do the work she would have wanted us to continue doing.
And we will celebrate her!”

Su amor por el Perú fue profundo. Desde un inicio abrazó con entusiasmo la idea de la formación del Peruvian American Endowment, Inc.(PAE), para apoyar a su Alma Mater y a su patria añorada. Colaboró estrechamente con el PAE para que alcanzara el éxito anhelado, siendo miembro de su Directorio por varios años. Apoyó la idea de conformarnos en un “Guest Faculty” para encaminar nuestra colaboración académica con el Perú. Participó en las conferencias de nuestras reuniones anuales como ponente y todavía recordamos su presentación en nuestra reunión previa en Fort Lauderdale.

En cuanto a su vida familiar, gozó del cariño de sus padres y de su hermana. Durante su entrenamiento en EE.UU., quiso el destino que su camino se cruzara con el del doctor Peter Hammond, médico de Urgencias , con quién formó un hogar feliz y de ellos nacieron sus dos hijos, Gabriel y Daniel. Su último deseo fue descansar en paz en su querido Perú.

La vida ejemplar de Elda Arce, enorgullece a la familia herediana porque en su vida profesional se sintetizaron las enseñanzas de sus maestros y se propagó el espíritu universitario de nuestra Alma Mater, por la que sus amigos la recordaremos siempre con mucho cariño.

Dr. Fernando N. Díaz Calderón

Integrante de la X Promoción1972 “ Susi Roedenbeck”